Archivo de la categoría: Cuentos de terror

Nachito, el niño fantasma que se aparece

Nachito, el niño fantasma que se aparece
En uno de los cementerios más grandes de México, se da lugar un suceso paranormal muy extraño, se trata de un pequeño niño llamado Nachito, que se le aparece a algunas personas y les habla, pidiéndoles cosas o bien guiándolos hacia su tumba para que puedan dejarle alguna vela o algún regalo. Este pequeño niño, era el hijo de dos personas normales quienes se dieron cuenta que su pequeño bebé le tenía un terror muy profundo a la oscuridad.

Desde nacido, el niño debía dormir con la luz de alguna vela o algo que le diera un poco de luz ya que de lo contrario el pequeño lloraba desgarradoramente sin poder conciliar el sueño. Un día, sus padres se encontraban muy cansados por lo cual al irse a dormir lo hicieron muy profundamente. Era una noche de verano por lo cual todas las ventanas de la casa estaban abiertas. Un fuerte viento entró en la casa y apagó las velas de la habitación de Nachito, provocando que las velas se apaguen.

Al otro día, los padres fueron a despertar a su niño por la mañana pero se encontraron con el mismo muerto. Al averiguar el porqué de la muerte del niño se dieron con la noticia de que el mismo había tenido un paro cardíaco producto del su terror a la oscuridad. Luego, el niño fue enterrado y durante su funeral ocurrieron algunos hechos sobrenaturales.

Al ser enterrado el pequeño, el cuidador del cementerio dio testimonio varias veces de que desde la tumba del niño se oían sonidos y que incluso se escuchaba que alguien jugaba con los juguetes que le dejaban al pequeño sobre su lápida. Al hablar con los padres, llegaron a la conclusión de que éste no se trataba de un pequeño normal e hicieron correr la noticia.

Hasta el día de hoy, se siguen escuchando las voces de Nachito y siguen ocurriendo cosas sobrenaturales en su tumba. Se han hecho varias investigaciones buscando desprestigiar la historia pero lejos de eso, siempre se siguen encontrando nuevas evidencias de que el relato es verdad.

El deceso de Harris

El deceso de Harris

Un automóvil grande y de color negro se detuvo enfrente de la puerta de la señora Harris. De él descendieron dos hombres vestidos con uniforme militar. Uno de ellos llevaba en la mano derecha una bandera doblada en forma de triángulo.

La mujer quien vio todo desde su ventana, supo al instante de lo que se trataba y empezó a llorar. Abrió la puerta y entre sollozos se dirigió a los extraños diciendo:

– Sé exactamente a lo que vienen. Son malas noticias ¿verdad?

– Sí señora, lamentamos informarle el comandante Robinson y yo que su esposo ha fallecido en el campo de batalla.

– ¿Cómo murió?

– Esa información es clasificada.

– No me venga con esas tonterías. Yo soy la viuda, quiero que mis hijos sepan la verdad.

– De acuerdo. Sucede que una granada expansiva detonó muy cerca de donde se encontraba su esposo. El cuerpo quedó prácticamente irreconocible, más afortunadamente pudimos identificarlo gracias al número de serie del clavo metálico que tenía en su pierna derecha. Sobra decirle que el estado pagará los gastos del funeral y del entierro. Además la ceremonia se llevará a cabo en la dirección indicada en este papel.

El hombre entregó una hoja doblada a la señora Harris y abandonó el lugar. Ya por la tarde, la mujer se vistió de luto para asistir al compromiso. Se sentía muy mal, pues durante horas pensó en las historias escalofriantes que le habían contado algunas de sus amigas acerca de los horrores de la guerra.

Llegó y observó que el ataúd de su esposo estaba en medio del salón, custodiado por 12 oficiales del ejército. Frente a éste se hallaba una fotografía del soldado Harris y de lado izquierdo, un pódium donde un orador daba un sentido discurso.

– “La vida trae alegrías y desazones, por eso debemos atesorar cada momento como si fuera el ultimo”.

Antes de que otro exponente llegara, la tapa del féretro se rompió, dejando salir el cuerpo maltrecho del soldado, quien se había convertido en zombie. Repentinamente comenzó a morder a los que estaban cerca de él.

Inesperadamente más de la mitad de los asistentes se había transformado en estos engendros. Los pocos que lograron huir llamaron al ejército, para que terminara con esos monstruos.

Sin embargo, los zombies lograron escapar. El condado se encuentra en alerta, pues no sabe la fecha del próximo ataque de los zombies.

La niña del columpio

La niña del columpioTe traemos hoy una leyenda corta de carácter verdaderamente terrorífico, se trata de una misteriosa aparición divisada reiteradas veces en plazas y sectores de juegos para niños, la leyenda de la niña del columpio.

Cuenta la historia que un grupo de cuatro niñas menores de diez años se encontraban una noche de verano disfrutando de los característicos juegos de plaza, columpios, toboganes y demás formaciones recreativas. Realmente se trataba de un horario no muy recomendable para que estas pequeñas niñas se encontrasen jugando en una plaza, ya que era aproximadamente media noche.

Todo marchaba a la perfección entre las niñas, hasta que en determinado momento los focos de la plaza parecieron comenzar a mostrar fallas. Una intermitente luz cercana a los columpios se hizo presente, aunque las niñas no prestaron atención al hecho y continuaron divirtiéndose.

Momentos más tarde, los focos se apagaron completamente por unos minutos, las niñas decidieron mantenerse juntas durante este lapso, hasta que por fin la luz regresó, aunque no la calma. Las niñas observaron a la lejanía una presencia sentada en un columpio, parecía tratarse también de una niña, aunque esta se encontraba solitaria, inmóvil y callada.

La presencia de esta extraña pequeña dejó anonadadas al resto de las niñas en la plaza, aunque tomaron la decisión de acercarse y hablar con la misma. Poco a poco las cuatro niñas iban acercándose a la ubicación de esta pequeña que se encontraba de espaldas, haciendo reiterados llamados y esperando una respuesta que muy pronto llegaría.

Ya a unos escasos metros de los columpios, las cuatro niñas simplemente se detuvieron y esperaron la respuesta de la pequeña del columpio, lo que observaron fue algo totalmente terrorífico. La niña comenzó lentamente a voltear su cabeza, si, simplemente su cabeza, de una forma totalmente antinatural, un giro de 180º.

Las cuatro niñas contemplaron la cara de la pequeña del columpio, una cara terriblemente deformada y tenebrosa. Dicho esto, las niñas emprendieron la huida de la plaza, corriendo como nunca antes en sus vidas.

Hoy en día la presencia de esta curiosa niña no ha sido divisada por otras personas, aunque corre el rumor de que este columpio durante calurosas noches de verano se mueve misteriosamente en soledad.

Picture666.jpg

Picture666.jpgHiden era el seudónimo que usaba un chico chino bloguero, administrador de un popular blog de internet de imágenes de terror, el cual un día misteriosamente fue asesinado, por alguien que hasta hoy no se sabe quién sea.

Todo empezó un día con la imagen de una chica ojerosa que Hiden publicó en su blog. Imagen con el nombre de picture666.jpg, que supuestamente él recibió a través de un correo electrónico, en el cual además lo retaban a verla por un minuto mirando fijamente a los ojos de la chica que había en la imagen. Hiden confesó al día siguiente, en la última entrada que publicó en su blog, que la noche anterior había tenido horribles pesadillas, veía en sus sueños a la chica de la imagen acercarse a él, por lo cual procedía a borrar la misteriosa imagen del blog. Y esa fue la última publicación que hizo, porque al día siguiente los seguidores de Hiden, a través de su mismo blog, nos enteramos de que a él lo habían encontrado colgado del cuello y muerto, en su misma habitación.

Al principio creí que era una broma de Hiden, pero luego, cuando vi la noticia en los medios chinos, pude comprobar que este hecho era totalmente cierto.

Varias preguntas se me vinieron a la cabeza cuando me enteré de la tragedia, ¿Se había suicidado Hiden por aquella imagen? ¿Quién había publicado en el blog la noticia de que Hiden se había suicidado?

Nunca tuve respuestas claras, aún tengo mis dudas ante esas preguntas, y creo que no tendré una respuesta certera jamás, y lo que vi luego con mis propios ojos no se me va olvidar nunca: El video del asesinato de Hiden.

El video lo recibí a través de un correo automático que me llegó desde el correo oficial del blog de Hiden. Yo estaba suscrito al blog, de modo que cada vez que Hiden publicaba algo, yo recibía una notificación en mi e-mail. Pero lo que me llego esa noche era un link hacía un sitio de videos al que nunca antes había entrado.

Inmediatamente cuando reproduje el video vi la imagen de Hiden en una habitación oscura. Estaba sentado en frente de su computador, el cual mostraba en la pantalla el panel de administración de su blog. Luego, pasados algunos minutos, vi que otra persona, al parecer una chica, se acercaba sigilosamente por sus espaldas, mientras él seguía tecleando en su computador sin percatarse de que había alguien justo detrás. La chica puso sus manos en la silla en la que Hiden estaba sentado, incluso llego agachar el mentón casi hasta tocar la cabeza de Hiden, pero él seguía absorto en su tarea, sin percatarse de que una mujer de aspecto fantasmal, con el pelo totalmente alborotado y ropas al parecer deshilachadas, estaba justo detrás de él.

Pasados unos tres minutos, la chica puso sus manos encima de sus hombros, Hiden volteó y soltó un grito horrorizado, pero apenas pudo moverse hacia atrás. La chica sacó un largo cuchillo y se lo puso en el cuello, mientras él pronunciaba palabras llenas de miedo, las cuales eran ininteligibles, y a pesar de mi buen manejo del idioma chino, no pude entender nada.

La chica hizo levantar a Hiden, y acto seguido obligó a éste a subirse sobre la silla y atar una cuerda de algún lugar del techo. Una vez atada la cuerda, la chica se alzó en el aire y tomando un extremo de esta, se la ató al cuello a Hiden. Él casi no se movía, supongo que por el miedo, pero en cuanto la chica empezó a lanzar unas horribles carcajadas que más parecían chillidos, Hiden se movió y resbaló de la silla, quedando inmediatamente su cuerpo sin vida colgando de la cuerda que tenía en su cuello. La chica siguió carcajeándose, hasta que volteó a mirar a la cámara o lo que sea que grabara la horrorosa escena.

Ahí fue donde pude comprobar que en efecto se trataba de la chica ojerosa de la imagen de Picture666.jpg.