Saltar al contenido
Cuentos de Hadas

El espejo

el espejo

Verse en un espejo siempre ha sido siempre motivo de belleza y aseo personal, pero para Ninoska González una joven Mexicana de solo 12 años de edad, el simple hecho de solo nombrárselo hace que caiga un estado de crisis inmediata y ya te contamos la razón de ello.

Resulta que Nino como la llaman sus padres por cariño, se crio en el pueblo de Bernal, Querétaro; un lugar muy pintoresco y mágico de pocos habitantes, donde todos se conocen. Un día llegó un circo gitano al lugar, donde se reunían todos los del pueblo para disfrutar de sus funciones cada tarde.

El último día de la función se llevaría a cabo una feria donde los miembros de circo aseguraron que venderían piezas mágicas para todos los habitantes. Ese día, Nino asistió con sus padres y logró que éstos le compraran un antiguo espejo, el cual era casi de su tamaño y tenía un marco antiguo. Al preguntar qué mágico tenía, la gitana lo único que le dijo es que no lo colocara frente a la cama y que éste mostraba a su dueño la verdadera imagen de los que se miran en él.

Nino estaba muy contenta con su nueva adquisición, así que al llegar a su casa, fue directo a su habitación y sin hacer caso a lo que le había dicho la gitana, lo colocó exactamente a los pies de su cama, donde al dormir podía verse perfectamente. Al terminar de colocarlo, comenzó a probarse casi toda la ropa que tenía en su armario y modelar frente a él, hizo esto por varias horas hasta que se cansó y se quedó dormida con el último traje que se había puesto.

A su madre le extrañó que no había bajado a almorzar así que fue a verla y la consiguió dormida, así que recogió la ropa que había dejado en el suelo la acomodó en su lugar con mucho cuidado y al terminar no resistió verse en el espejo así que se miró hizo una mueca frente a él y se fue. Al rato se despertó niño y llamó a su mamá, para contarle que el espejo había acomodado su ropa, lo que le causó mucha risa porque había sido ella, así que le contó y salió riéndose del cuarto.

Nino no podía dejar de verse en el espejo, en un momento vio la imagen de su madre en el espejo haciendo la mueca que había hecho anteriormente y después la miró como un ángel y desapareció. Ella entonces recordó que la gitana le había dicho que le mostraría la verdadera imagen de las personas que se asomaban en él y como su madre se había visto cuando entró a acomodar su ropa, el espejo se la había mostrado.

¡Realmente tenía un espejo mágico en su cuarto! Así que decidió hacer una pijamada para invitar a sus amigas y poder conocer que tan amigas eran de ella. Ese día asistieron a su casa Ana, María Eugenia, Carmen, Liliana y Rosa, la pasaron de maravilla, el espejo fue el centro de atracción y todas se peleaban por verse y modelar frente a él, se durmieron muy tarde contando historias de miedo y se levantaron muy temprano porque uno de los padres vendría a buscarlas para llevarlas al colegio.

Al regresar Nino fue directo a su cuarto y el espejo le enseñó cosas horribles de sus amigas, le mostró cómo estas hablaban mal a sus espaldas, cómo le ponían sobrenombre y se burlaban de ella y muchas cosas más, así que Nino decidió no seguir con sus amistades, ya que se había dado cuenta que eran falsas personas.

De esta manera, cada vez que Nino llevaba a alguien a casa, el espejo le mostraba solo cosas negativas y ya estaba comenzando a enseñarle que su familia no la quería, a tal punto que Nino se fue aislando de todos poco a poco, hasta casi no salir del cuarto; se la pasaba todo el día hablando con el espejo y hasta había cambiado su forma de ser y vestir.

Antes era una joven sociable y alegre, ahora era una chica muy callada, con mirada de odio y de pocas sonrisas, su madre la dejaba tranquila pensando que era una etapa de la adolescencia, pero cada día se aislaba más del resto de la gente.

Nino comenzó a levantarse muy cansada, bajar de peso y a salirle ojeras, lo que preocupó mucho a su madre, quien un día en la madrugada comenzó a ver una luz extraña que salía del cuarto de Nino, cuando entró se sorprendió al ver que su hija no estaba durmiendo en su cama y al mirar a través del espejo podía verla durmiendo en la cama ¿Qué estaba pasando? ¿Cómo podía ver a su hija a través del espejo y no verla en la cama? Así que salió corriendo a buscar a su papá para que viera, pero al regresar todo estaba normal, Nino estaba tranquilamente durmiendo en su cama.

Después de lo que había pasado, su madre decidió poner unas cámaras ocultas en el cuarto, pues su hija se estaba enfermando inexplicablemente y sospechaba que era culpa del espejo, ya que todo comenzó desde el momento en que lo compraron en el circo. Esa noche dejó todo instalado y esperó al otro día para poder revisar cuando Nino saliera para el colegio.

Al revisar las cámaras al día siguiente, casi le da una crisis al ver cómo del espejo salía una sombra aterradora y cargaba a Nino cuando esta se quedaba dormida, llevándosela espejo adentro, regresándola horas más tarde ¿Qué le estaba haciendo a su hija todo este tiempo? Así que decidió buscar a la gitana para preguntarle qué podía hacer antes de que fuera tarde.

El día siguiente la madre de Nino salió muy temprano diciéndole que iba a hacer unas compras, pero en realidad fue al pueblo vecino donde le dijeron que estaba el circo. Al llegar allí la Gitana le dijo que les había advertido no poner el espejo frente al lugar donde duerme, porque de tanto ver la imagen de su dueña, él cree que es suya e inventaría cosas de las personas que la rodean para alejarlas de ellos, hasta llevársela con él definitivamente, la única forma de deshacerse del espejo es que ella lo vendiera y todo volvería a la normalidad.

De esta manera, cuando regresó a casa le contó a Nino todo lo que había hecho y le mostró los videos que había guardado, así que ambas fueron juntas a vender el espejo, llevándoselo otra joven chica que probablemente repetirá la historia.

¿Qué nos enseña El espejo?

¡No creas todo lo que dicen de otras personas y más si son tus familiares o amigos! A veces existen personas que no desean el bien para nosotros y buscan alejarnos de las personas que realmente nos quieren, los chismes traen problemas y a veces por causa de ellos perdemos a personas importantes para nosotros. Así que si alguien viene a contarte algo negativo de otra persona, trata de alejarte, porque es mejor no estar que aparecer.

El espejo representa el chisme, la envidia y el engaño, de ti dependerá si te dejas llevar por ellos o te alejas a tiempo y evitas perderte en su mundo.

Cuentos relacionados