Nachito, el niño fantasma que se aparece

Nachito, el niño fantasma que se aparece
En uno de los cementerios más grandes de México, se da lugar un suceso paranormal muy extraño, se trata de un pequeño niño llamado Nachito, que se le aparece a algunas personas y les habla, pidiéndoles cosas o bien guiándolos hacia su tumba para que puedan dejarle alguna vela o algún regalo. Este pequeño niño, era el hijo de dos personas normales quienes se dieron cuenta que su pequeño bebé le tenía un terror muy profundo a la oscuridad.

Desde nacido, el niño debía dormir con la luz de alguna vela o algo que le diera un poco de luz ya que de lo contrario el pequeño lloraba desgarradoramente sin poder conciliar el sueño. Un día, sus padres se encontraban muy cansados por lo cual al irse a dormir lo hicieron muy profundamente. Era una noche de verano por lo cual todas las ventanas de la casa estaban abiertas. Un fuerte viento entró en la casa y apagó las velas de la habitación de Nachito, provocando que las velas se apaguen.

Al otro día, los padres fueron a despertar a su niño por la mañana pero se encontraron con el mismo muerto. Al averiguar el porqué de la muerte del niño se dieron con la noticia de que el mismo había tenido un paro cardíaco producto del su terror a la oscuridad. Luego, el niño fue enterrado y durante su funeral ocurrieron algunos hechos sobrenaturales.

Al ser enterrado el pequeño, el cuidador del cementerio dio testimonio varias veces de que desde la tumba del niño se oían sonidos y que incluso se escuchaba que alguien jugaba con los juguetes que le dejaban al pequeño sobre su lápida. Al hablar con los padres, llegaron a la conclusión de que éste no se trataba de un pequeño normal e hicieron correr la noticia.

Hasta el día de hoy, se siguen escuchando las voces de Nachito y siguen ocurriendo cosas sobrenaturales en su tumba. Se han hecho varias investigaciones buscando desprestigiar la historia pero lejos de eso, siempre se siguen encontrando nuevas evidencias de que el relato es verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *