Picture666.jpg

Picture666.jpgHiden era el seudónimo que usaba un chico chino bloguero, administrador de un popular blog de internet de imágenes de terror, el cual un día misteriosamente fue asesinado, por alguien que hasta hoy no se sabe quién sea.

Todo empezó un día con la imagen de una chica ojerosa que Hiden publicó en su blog. Imagen con el nombre de picture666.jpg, que supuestamente él recibió a través de un correo electrónico, en el cual además lo retaban a verla por un minuto mirando fijamente a los ojos de la chica que había en la imagen. Hiden confesó al día siguiente, en la última entrada que publicó en su blog, que la noche anterior había tenido horribles pesadillas, veía en sus sueños a la chica de la imagen acercarse a él, por lo cual procedía a borrar la misteriosa imagen del blog. Y esa fue la última publicación que hizo, porque al día siguiente los seguidores de Hiden, a través de su mismo blog, nos enteramos de que a él lo habían encontrado colgado del cuello y muerto, en su misma habitación.

Al principio creí que era una broma de Hiden, pero luego, cuando vi la noticia en los medios chinos, pude comprobar que este hecho era totalmente cierto.

Varias preguntas se me vinieron a la cabeza cuando me enteré de la tragedia, ¿Se había suicidado Hiden por aquella imagen? ¿Quién había publicado en el blog la noticia de que Hiden se había suicidado?

Nunca tuve respuestas claras, aún tengo mis dudas ante esas preguntas, y creo que no tendré una respuesta certera jamás, y lo que vi luego con mis propios ojos no se me va olvidar nunca: El video del asesinato de Hiden.

El video lo recibí a través de un correo automático que me llegó desde el correo oficial del blog de Hiden. Yo estaba suscrito al blog, de modo que cada vez que Hiden publicaba algo, yo recibía una notificación en mi e-mail. Pero lo que me llego esa noche era un link hacía un sitio de videos al que nunca antes había entrado.

Inmediatamente cuando reproduje el video vi la imagen de Hiden en una habitación oscura. Estaba sentado en frente de su computador, el cual mostraba en la pantalla el panel de administración de su blog. Luego, pasados algunos minutos, vi que otra persona, al parecer una chica, se acercaba sigilosamente por sus espaldas, mientras él seguía tecleando en su computador sin percatarse de que había alguien justo detrás. La chica puso sus manos en la silla en la que Hiden estaba sentado, incluso llego agachar el mentón casi hasta tocar la cabeza de Hiden, pero él seguía absorto en su tarea, sin percatarse de que una mujer de aspecto fantasmal, con el pelo totalmente alborotado y ropas al parecer deshilachadas, estaba justo detrás de él.

Pasados unos tres minutos, la chica puso sus manos encima de sus hombros, Hiden volteó y soltó un grito horrorizado, pero apenas pudo moverse hacia atrás. La chica sacó un largo cuchillo y se lo puso en el cuello, mientras él pronunciaba palabras llenas de miedo, las cuales eran ininteligibles, y a pesar de mi buen manejo del idioma chino, no pude entender nada.

La chica hizo levantar a Hiden, y acto seguido obligó a éste a subirse sobre la silla y atar una cuerda de algún lugar del techo. Una vez atada la cuerda, la chica se alzó en el aire y tomando un extremo de esta, se la ató al cuello a Hiden. Él casi no se movía, supongo que por el miedo, pero en cuanto la chica empezó a lanzar unas horribles carcajadas que más parecían chillidos, Hiden se movió y resbaló de la silla, quedando inmediatamente su cuerpo sin vida colgando de la cuerda que tenía en su cuello. La chica siguió carcajeándose, hasta que volteó a mirar a la cámara o lo que sea que grabara la horrorosa escena.

Ahí fue donde pude comprobar que en efecto se trataba de la chica ojerosa de la imagen de Picture666.jpg.

La fuente del oro

La fuente del oro

No sólo las crónicas provenientes de la época de la colonia, nos dejan entrever que en aquella época el oro era el metal más codiciado por parte de los conquistadores, sino que inclusive en España especialmente las leyendas gallegas abordan el tema sutilmente.

Mi profesora de historia nacida “en el viejo continente” conocía la historia de un marino errante que un día oyó a unos hombres charlando sentados a la orilla del mar.

La plática hacía referencia a una fuente increíble que se ubicaba muy cerca de Galicia. Rápidamente, el marinero tomó lápiz y papel para comenzar a hacer un mapa. Trazó algunas líneas y pensó que ya tenía lo necesario para emprender su viaje, dado que sus años como cartógrafo, le permitían conocer esas rutas como la palma de su mano.

Subió a su embarcación y desplegó las velas. Usando su brújula de bolsillo, pronto divisó el islote en donde se suponía, estaría enclavada la fuente del oro.

Pocas son las cosas que se pueden decir del momento en que el marinero se adentró a la isla, ya que la leyenda se ha ido modificando gracias a la transmisión oral. Sin embargo, lo que sabemos es que el hombre quedó maravillado al quedar frente a la fuente.

Estaba hecha de rocas y barro, como si los dioses la hubiesen construido. Acercó con mucho cuidado el dedo índice de su mano derecha, pues pensó que aquel líquido estaría sumamente caliente. Más cuál sería su sorpresa, al notar que ese fluido dorado era como agua proveniente del glaciar, es decir, demasiado fría.

Después quiso meterse a la fuente, con el fin de que todo su cuerpo fuera cubierto por ese bellísimo oro líquido. Sin embargo, no pudo moverse debido a que las gotas que habían tocado su dedo, le estaban endureciendo los músculos.

Su corazón dejó de latir y antes de que su mente dejara de funcionar, observó cómo a su alrededor se encontraban cientos de estatuas de hombres cubiertas de oro.

Cuentos de adas para niños, elige el cuento infantil que mas te guste para tu pequeño.